cólicos

os cólicos afectan a un 25% de los bebés durante los 3 primeros meses y suelen desaparecer por sí solos hacia los tres o cuatro meses de edad,
se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente, aunque su origen puede tener distintos motivos ( su sistema digestivo es inmaduro, traga mucho aire a la hora de alimentarse, alguna imcompatibilidad alimentaria o incluso el mismo llanto agrava el problema ya que cuanto más lloran más aire tragan) se trata siempre de gases.

El ataque se inicia generalmente de una manera repentina, el bebé dobla  las piernas sobre el abdomen, el vientre se distiende y las manos se cierran en puños. Este malestar puede durar de varios minutos a horas y generalmente termina cuando el bebé cae exhausto o cuando defeca o pasa el gas.

El contacto físico ayuda a calmar el malestar; ya sean caricias, masajes o llevandolo siempre cerca con el uso de portabebés, ya sean fulares, bandoleras o mochilas  ayuda a calmar los cólicos por el ligero masaje de los movimientos y el calor de la persona que lleva al niño en el fular y el contacto de piel con piel.

comprar

información

Boletín

Anótate para manterte informada das actividades, ofertas, novidades...